Muy bonito, pero...
Muy bonito, pero...

A veces, los ciberdelincuentes nos pueden presentar avisos maravillosos, que son tan falsos como el paisaje que os presentamos en la imagen de cabecera. No te dejes engañar por estos avisos, que pueden ir desde llamadas telefónicas a correos electrónicos.