Vuelta Post-Navidad (VPN)

Vuelta Post-Navidad (VPN)

Aunque estamos muy contentos de volver tras la pausa navideña, el significado de VPN que nos interesa es el de Virtual Private Network, o Red Privada Virtual. Si te preguntas qué es una VPN y cómo puede ayudarnos a mejorar nuestra seguridad, sigue leyendo.

Al igual que la imagen que acompaña este artículo, la VPN es una conexión entre dos puntos que simula un túnel para navegar e intercambiar información de forma segura. Estos dos puntos pueden ser, por poner un ejemplo, el ordenador que tienes en casa y el servidor de la empresa para la que trabajas.

Aunque ya comentamos en un artículo que no debemos mezclar lo personal con lo laboral, sí es cierto que empleando una VPN se establecería una conexión segura con la que poder acceder a los datos de clientes, correos electrónicos, etc. alojados en el servidor de nuestro lugar de trabajo.

Por supuesto, tenemos que tener en cuenta que si empleamos nuestro equipo personal para acceder a datos de empresa, éste, al menos, debe tener ciertas medidas de seguridad como cortafuegos, antivirus y sistema de copias de seguridad para evitar cualquier problema a la hora de trabajar con datos sensibles.

Como siempre recomendamos, consulta con la empresa o persona que te asesore en temas informáticos. Trabajar desde casa es muy cómodo, pero siempre hay que tener presente ciertas medidas de seguridad.

 

¿Hace falta algún software especial para hacer una VPN?

Lo cierto es que no siempre. Aunque existen programas especializados en la creación de redes virtuales, algunos sistemas operativos permiten realizar conexiones VPN sin necesidad de añadir una aplicación. Eso sí, el servidor debe estar preparado para recibir conexiones de este tipo.

 

¿Si estoy conectado a una VPN tengo acceso a Internet?

Por supuesto, la conexión se realiza entre un servidor y tu ordenador, pero eso no es un obstáculo a la hora de usar Internet. Puedes estar consultando tu diario favorito, a la vez que estás conectado a tu servidor enviando un correo a un cliente.

 

Vale, ya estoy conectado, ¿y ahora qué?

Si has logrado hacer una conexión VPN, podrás acceder a los recursos tal y como harías si estuvieras en tu oficina. Por otra parte, si en tu oficina sueles trabajar con una conexión de escritorio remoto contra el servidor, también podrías hacerlo desde tu equipo personal.

 

¿Las VPN solo son para teletrabajo?

No, en absoluto, puedes contratar una VPN con servidores privados que permiten proteger la navegación, evitar la censura de algunos sitios web falseando tu ubicación, ver canales de pago, etc.

 

¿Tiene alguna desventaja?

Aunque hay servicios VPN gratuitos, obviamente los mejores son de pago. Por otra parte, la velocidad se resiente al estar conectados a un servidor en otra parte del mundo, y por supuesto, no te proporciona anonimato.

 

¿Puedo tener mi propio servidor?

Claro, hay programas tanto gratuitos como de pago que te permiten configurar tu propio servidor VPN. Eso sí, la instalación y configuración no suele ser tan sencilla como pulsar siguiente, siguiente, siguiente.