No permitas que tu viernes se tiña de negro

No permitas que tu viernes se tiña de negro

Os estaréis preguntando qué tiene que ver la foto de un desierto con el titular del artículo. Bueno, si no tenemos cuidado con nuestras compras online del Viernes Negro, nuestra cuenta bancaria puede quedar desértica por culpa de los ciberdelincuentes que no dejan de aprovechar cualquier ocasión para hacer su agosto… o su noviembre.

Tal y como advierte la Oficina de Seguridad del Internauta debemos tomar precauciones a la hora de realizar nuestras compras online, más aún con la llegada del Viernes Negro y las ofertas que nos llegan de todos los frentes. La gran cantidad de rebajas y descuentos especiales disponibles, son un gran caldo de cultivo para estafas que tienen como fin robar nuestro dinero, o en el peor de los casos, hacerse con nuestros datos, ya sean bancarios, credenciales de correo, información personal, etc.

Estas trampas, hoy en día, cada vez suelen ser más elaboradas y pueden pasar desapercibidas por completo.

 

¿Cómo actúan los delincuentes?

Utilizan una técnica llamada formjacking, que consiste en la introducción de un malware en las plataformas de pago online legítimas, y así poder acceder a los datos personales y bancarios introducidos por un posible cliente.

De esto se deduce que además de tener cuidado a nivel comprador, las empresas con tienda online deben extremar las medidas de seguridad en épocas señaladas, como por ejemplo la de hoy.

Si una tienda online ha sido víctima de uno de estos ataques, puede que nuestra compra nos llegue correctamente, pero en unos días, nuestra cuenta bancaria haya quedado como el desierto de la foto, ya que los ciberdelincuentes habrán aprovechado el tiempo, y llevado nuestros ahorros.

 

¿Pero qué puedo hacer?

La Oficina de Seguridad del Internauta recomienda los siguientes puntos para un comprador:

  • Lo primero es asegurarnos de que nuestro banco dispone de seguros antifraude para nuestras compras online, esto nos protegerá en caso de robo de datos bancarios.
  • No descargar aplicaciones para escritorio o móviles, que no sean originales de la tienda oficial.
  • Priorizar aquellos sitios que nos ofrezcan garantías de reembolso o antifraude, y que usen la pasarela segura del banco para gestionar el pago.
  • Comprobar que se usa el protocolo https, lo puedes ver en la parte superior de tu navegador. Las páginas con certificado de seguridad tienen el símbolo de un candado.
  • Verificar que la tienda online cuenta con el apartado de Aviso Legal, o similares, donde poder consultar las condiciones del servicio o la política de privacidad y cookies.
  • Algunos bancos disponen de tarjetas especiales para compras online, que se utilizan con una precarga de dinero, de esta manera, solo se puede gastar la cantidad que llevas en ese momento.
  • Y denunciar, denunciar siempre toda este tipo de delitos ante las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, recordando siempre guardar todas las evidencias de las que dispongamos para demostrar los hechos a las autoridades pertinentes.

 

¿Y si tengo una tienda?

Si tienes una tienda, es importante que tengas instalado un certificado que indique que la conexión establecida es segura, y por supuesto, contar con un equipo de profesionales detrás que aseguren que la tienda está libre de malwares.

Garantizar el pago con una pasarela oficial también evitará que tengas que almacenar datos de tarjetas de crédito o débito, algo que siempre provoca un rechazo por parte del cliente. Cosa muy distinta es si se trata del banco quien solicita estos datos.

Por supuesto, y como siempre decimos, ante cualquier duda, pregunta a tu empresa o persona que lleve tu sistema informático. No olvides que tienes una responsabilidad, y que debes contar con todas las garantías para dar un buen servicio.