¿Mi ordenador está resfriado?

¿Mi ordenador está resfriado?

No, no nos hemos vuelto locos (ya lo estábamos desde hace tiempo). No vamos a hablar de lo beneficioso que puede resultar para nuestra salud tomar miel, ajo y limón como remedio antiviral casero.

 

¿Y a qué viene esa imagen?

Por si te estás preguntando por qué hemos puesto la imagen de cabecera que da pie a este artículo, te diremos que es por un motivo bien sencillo. Al igual que cuidamos nuestra salud, debemos tener en cuenta que también debemos cuidar la de nuestros equipos informáticos, más aún en el caso de servidores, de los que puede depender el correcto funcionamiento de toda una empresa.

En un artículo anterior, ya hablamos de la importancia de tener un buen sistema de copias de seguridad, y en este caso, vamos a hablar del complemento vitamínico perfecto para tener unos servidores y equipos saludables: un buen antivirus.

 

¿Pero qué es un virus?

Con el paso del tiempo, la palabra “virus” ha crecido, y ahora engloba a multitud de amenazas que pueden ocasionar graves trastornos a cualquier usuario. Así, podemos encontrarnos con diferentes tipos de software malicioso, cuyos objetivos van desde el encriptado de archivos, hasta el robo de identidades, pasando por el típico fastidiar al prójimo.

 

¿Y qué me aconsejais?

Hasta la fecha, siempre aconsejamos que se acuda a un/a informátic@ o empresa dedicada a dar este tipo de soporte, y en este caso no va a ser menos, en caso de que seas dueño de una empresa y no tengas quien pueda aconsejarte, puedes acudir a nosotros. Estaremos encantados de ayudarte.

Tus asesores te indicarán cuál es el mejor antivirus que se adapta a tus necesidades, cuál te puede proteger en mayor o menor medida. No todos los antivirus funcionan de la misma forma, y no todos defienden de las mismas amenazas. Siempre es mejor actuar antes de que algo malo ocurra.

 

En definitiva…

Cuidaremos nuestra salud evitando nervios y dolores de cabeza, cuidando la de nuestros equipos informáticos, al fin y al cabo, ellos nos ayudan a diario con nuestras tareas. Lo menos que podemos hacer es tenerlos en buen estado, y protegerlos de posibles amenazas externas con un buen antivirus.