Actualizar, o vivir en el pasado

Actualizar, o vivir en el pasado

Las actualizaciones, esas descargas que a veces proporcionan más de un dolor de cabeza. Instalaciones que se pueden prolongar durante horas. ¿Realmente son necesarias, o podemos vivir sin ellas? En el artículo de hoy, trataremos de lanzar algo de luz sobre este tema y despejar tus dudas.

Realmente, la mayoría de las actualizaciones son necesarias. Muchas de ellas mejoran el rendimiento del sistema de nuestro ordenador, proporcionan mejoras de seguridad, y arreglan “bugs” (fallos, errores, o gremlins) que hayan podido aparecer en versiones anteriores. Por lo tanto, la respuesta a la pregunta que planteábamos en el texto de introducción, sería un sí.

 

Pero yo no quiero actualizar

No lo hagas, nadie te obliga a hacerlo. Aún se pueden encontrar equipos con sistemas obsoletos que ya no disponen de soporte de actualizaciones. En cada actualización se informa de las mejoras que conlleva, y es ahí donde tú decides si quieres aplicarla o no. Nuestro consejo es que se apliquen todas aquellas calificadas como críticas, de mejoras en seguridad, y corrección de errores. Puede que a simple vista tu sistema esté funcionando bien, pero a nivel interno tal vez sea muy distinto y tengas abierto un agujero de seguridad por el que se podrían colar los ciberdelincuentes. ¿Te la jugarías si se tratara del ordenador de tu trabajo?

 

¿Y cuándo debo actualizar?

Este es un punto muy interesante para debatir. Muchos opinan que las actualizaciones se deben aplicar nada más salen a la luz. En el caso de las mejoras de seguridad, sí, sería recomendable. Pero a veces, es conveniente esperar un poco, ver cómo se va desenvolviendo la actualización. Esto sobre todo se debería aplicar en aquellas actualizaciones que realizan un cambio radical en el sistema. Esperar un poco y ver si hay noticias de fallos o errores, puede librarnos de más de un susto.

Por otra parte, hay que tener en cuenta, que si vas a lanzarte a realizar una actualización que no sabes cómo va a afectar a tu sistema, siempre es conveniente disponer de una copia de seguridad de tu equipo. De esta manera, si algo va mal, podrías recuperarlo con total seguridad.

 

¿Cuál es vuestro consejo?

Por un lado, nuestro consejo, como siempre, es que si tienes dudas sobre actualizaciones, acudas a la persona o empresa que te asesore en temas informáticos. Ellos te sabrán indicar si una actualización es importante, y si se debe hacer o no de manera inmediata. Por otro, es que tengas paciencia, normalmente todas las actualizaciones son necesarias y muchas de ellas tardan bastante en aplicarse, dependiendo siempre del estado de nuestro equipo y de su velocidad de descarga y procesado para realizar tareas. De aquí se puede deducir que además de tener un sistema operativo al día, también es conveniente tener un ordenador actualizado, pero esa es otra historia…